domingo, 3 de septiembre de 2017

siempre nunca a mí



Tomo del dulce licor que me ofrece la ilusión
Y estoico concibo todo aquello que me turba, solemne,
Canto sus odas, en cuales nombro al corazón.
Sádico, el dios del sueño, con artificio me entretiene.

Ante la jugada de despertar rodeado en caricias
La puerta iluminada y oscura se cierra detrás.
Destruye sin piedad sus ojos picantes, delicias.
Quiebra su sonrisa como cristal entre el azar.

Se arrastra una vez más mi pasión ante esa luna,
La que cambia el pronombre de su dueño y la mirada
Reprimiendo la palabra que desata toda lucha,
Eligiendo otro mártir sol para quemar su enramada.

                                                                Paul Gasê

viernes, 1 de septiembre de 2017

seducing


 
Desgloso en tu mirada cada huella,
cada herida del alma que te habita,
cada rastro de alegrías que iluminan hacia afuera
y lo oscuro de la bestia encadenada en lo profundo.
 
Desarmo el argumento que retiene la agonía que suprime tus deseos
con la yema de los dedos,
a la espalda de tus ojos,
sobre el hombro descubierto y conmovido por mi aliento.
 
Absorbo todo el fuego que desprendes en mis brazos,
decidido a confrontarlo, a atizarlo,
a promover el incendio de tu infierno y de mi cielo,
donde has llegado beso a beso.
                                                             
                                                          Paul Gasê

viernes, 19 de mayo de 2017

Intenso

Intenso fue, el poeta avaro con la mujer pobre de amores, aquella que rogaba pasión, la que desprendía fuego, la única que dio todo por sentirse amada. El, con su lengua viva, de su boca incienso desprendía y llenaba los rincones vacios de esa fémina brotada de ausencias y maltratos, de besos perdidos y caricias soñadas. Rocío de miel desplego su labia y quedo la diosa adherida a él, y se comió todo, no dejó ni un hueso el artista amargo que lleno su bolsa de puro placer. Yo soñé a esa reina esperándome, pero yo no puedo, no tengo la magia, solo tengo manos para acariciar, solo tengo besos esperando labios y ojos tan cansados como un bravo mar golpeando la roca. Solo falta un día que ocurra el hechizo, que se aliñe todo en pos de ambos, que a mí no me importe cuanto falta en ella, y ella no espere que sepa volar.

Paul Gasê

miércoles, 14 de diciembre de 2016

alado


Soy esbozo de fuego y viento en la mente
Labios débiles de besos partidos que huyen
Arrastran el ego candente;
Nieves tibias agriadas que me seducen.
 
Comunico silente al deseo la vida
Y lo obsceno de hoy en perenne recuerdo.
Me regresa presagios y risa,
Me destierra gritando armado de versos.
 
Cada denario fiado consume mi afán
Gotas de oleo virtual en el barro cocido
Desgrana las migas de pan
Secando con furia los odres de vino.
 
Soy matiz de praderas, de bosque y tormenta
Alado, urdido marfil en la noche oscura.
A tu vientre, la marcha lenta
Bálsamo de amor, alivio de mi locura.
 
                                         Paul Gasê

domingo, 13 de noviembre de 2016

Raro


Hoy salí a buscar de nuevo. Sé que no soy raro,
Por no ser lógico ni obvio, ni dar un paso al frente,
Solo delineo extrañamente entre el alma y la razón.
Le escapo a la sombra que me acecha
Hacia una luz que la invada y la aleje.
Voy rotando en busca de ella y quien la eclipse,
Quien le invente un cadena que la atrape.
Solo quiero ser yo mismo en este examen,
Ni dios ni esclavo, ni destino ni presagio,
Ni sincronismos ni aleatorios y saberlo de una vez.
No hay lugar para payasos de otro circo en mi sistema,
Quiero el mío propio y ser de mis trapecios la estrella.
Lluvia y sol, polvo y lunas, el tiempo ausente en el presente
Y la voz que no me habla me recuerda seguir.

                                                                Paul Gasê

viernes, 7 de octubre de 2016

Resistencia


 
Me resisto a ser juzgado por amar sin asco,
Por pretender ser puro aún en mis delirios,
Por subir hasta la cima y lanzarme del barranco,
Por llorar por nimiedades entregando mis dominios.
 
Me opongo al abandono de las tierras que dan fruto,
Las que llueve todo el año sangre, miel y poca risa;
Las mías, las ajenas, las que quedaron vacías y de luto,
Brotes de esperanza naufragados, que resisten en ceniza.
 
Lucho por ser el último en quebrar el himen de tus ojos,
Y  beberme caliente la hiel de tus secas entrañas;
Peleo con mi juicio y con mi canto como resoplo de toro
Por tu piedad de cortar a tiempo mi dulce caña,
Por tu lengua en mi boca limpiando mis sabores
Por tu orgasmo lleno de gemidos y de saña.
 
Perra, me resisto con las uñas enterradas en tu vientre
Con los dientes apretados en tu seno… me resisto.


                                                                                           Paul Gasê

martes, 31 de mayo de 2016

solo una mordida

 
 
Tu sagrada juventud y tu bella rebeldía
Seducen mi extraviado sentido del tiempo.
Tu lengua sagaz, de coces bebida
Reparten los dones de tu pensamiento.

 
Si supiera los secretos de Cronos y el poder
Tentaría a los infiernos y a la muerte
Tan solo por saber a que saben tus embrujos
Y saciar mis hambres con tu mente.

 
                                Paul Gasê